Actualidad 2C.Valenciana

Empresarios turísticos valencianos, “preocupados” por la caída del gasto del visitante internacional

El incremento de los costes energéticos y las materias primas y un descenso del ticket medio dificulta el funcionamiento de la campaña de verano. “La rentabilidad hace mella en la temporada de verano”, admiten desde la CET-CV.

Este jueves pasado ha tenido lugar la rueda de prensa de la Confederación de Empresarios Turísticos de la Comunidad Valenciana (CET-CV) para hacer balance de la temporada de verano. En el acto han intervenido el presidente de la Confederación, Luis Martí y el vicepresidente y presidente de la FEHV y CONHOSTUR, Manuel Espinar.

En primer lugar, Luis Martí ha aportado los datos correspondientes a la ocupación hotelera de los meses de julio y agosto en los hoteles de la Comunitat, resaltando que la ocupación se ha situado en una media de 80-81% (lo que supone un descenso de un 4% con respecto al 2017) y el precio medio habitación se ha incrementado ligeramente en un 5%. El gasto total del turista internacional ha caído a nivel global en un 3,4% en la Comunidad Valenciana, aunque ha aumentado el gasto medio del turista en un 7,8% (siendo la media española un 9,5%). Según los últimos datos del INE, la Comunitat Valenciana se sitúa a la cola del gasto, con una media por turista al día de 103 euros frente a los 178€ (Cataluña) o 241 € (Madrid). El PIB turístico se situará en un 2,6%, siendo el general un 2,9%. Respecto a los principales países emisores son Reino Unido, Alemania, Francia e Italia. Según Martí los efectos del Brexit y la recuperación de otros destinos como Turquía han sido causantes de la desaceleración de este verano, teniendo en cuenta que más del 15% de turistas que estaban llegando en los últimos años eran turistas “prestados” de otros destinos.

Luis Martí ha destacado que la carga turística se ha gestionado sin ningún incidente, con una acogida ejemplar y ha asegurado que hay que seguir apostando por políticas de desestacionalización que, aunque están en marcha, tienen efectos a largo plazo.

Respecto a la hostelería, desde la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV) se ha realizado un muestreo entre los empresarios del que cabe destacar las siguientes conclusiones:

Para un 77% de los empresarios hosteleros la campaña de verano ha sido igual o peor que el año anterior, frente a un 23% que manifiesta que ha mejorado resultados. En relación a las previsiones que tenían al inicio de la temporada, el verano ha sido peor para un 68% de empresarios, igual (14%) y mejor para el 18%.

La recuperación de la rentabilidad sigue siendo la asignatura pendiente del sector en un verano en el que el 75% considera que la temporada estival no ha mejorado con respecto a la del año pasado. La encuesta muestra también la inquietud por aumento del precio de los suministros, energía y materias, y es que 3 de cada 4 empresarios consideran que su coste se ha incrementado de manera preocupante.

Por lo que respecta al ticket medio, para el 58% de los encuestados se sitúa por debajo de 20 euros, para un 36% en la horquilla de 20 a 35 euros, y solamente un 6% lo sitúan por encima de los 35€. En relación a la contratación y el empleo, el 45% de los empresarios asegura haber incrementado su plantilla de 1 a 5 trabajadores este verano. Por su parte los precios se mantienen esta temporada, así lo afirma el 70% de los hosteleros encuestados.

Por lo que respecta al tipo de cliente que ha generado un mayor gasto en el local, llama la atención que el 40% de los empresarios afirma que han sido precisamente sus clientes habituales, seguido de un 38% que considera que han sido los turistas internacionales, mientras que solo un 23% considera que el cliente que más gasto ha generado ha sido el cliente nacional.

Manuel Espinar ha querido resaltar que el sector viene de atravesar una “crisis brutal” y que aún tenemos una demanda que juega mucho con el tema del precio. No obstante, Espinar ha destacado que lo que se está haciendo a nivel de promoción gastronómica empieza a funcionar y hay que seguir trabajando por atraer un cliente de mayor poder adquisitivo para Valencia.

Compartir: