ActualidadC.Valenciana

Entrevista a Fernando Sánchez-Heredero, director en Valencia de Viajes Azul Marino

A Fernando Sánchez-Heredero hace más de 30 años que “le entró la enfermedad de viajar por el mundo”. Aunque estudió Económicas, muy pronto descubrió que le interesaba más descubrir grandes destinos que ser consultor estratégico. Y empezó a viajar en sus periodos vacacionales, acompañando grupos, primero a destinos cercanos, por Europa. Vivió en Brasil durante dos años y su primer gran viaje fue a Pakistán en 1994 acompañando a 20 personas durante un mes de recorrido por el país. “Pakistán fue mi bautizo de fuego. No era fácil moverte por el país y hace veintitantos años menos, sobre todo por la poca infraestructura turística de la que disponía (no es que hoy haya mejorado mucho). Es un viaje duro y sacrificado, pero la recompensa viajera fue inmensa”.

 

 Fernando, ¿cuál ha sido tu experiencia en el sector después de estos 30 años de recorrido?

Empecé a viajar hace ya muchos años, efectivamente, acompañando a grupos, viajando a diferentes países en verano, navidades, periodos vacacionales y siempre que podía compaginarlo con mi trabajo en la oficina. Estudié Económicas, digamos, por una visión práctica de la vida. Pero, enseguida me di cuenta de que mi gran vocación era viajar, conocer el mundo y trasmitir a otras personas lo vivido conociendo otras culturas, otras formas de vida. El escritor y reportero Manu Leguineche era mi referente.

Vietnam (1995), Namibia (1996), Ecuador (1997) … Papúa Nueva Guinea (2002), Tíbet, Bhutan, Antártida, toda Asia Central y así hasta hoy, recorriendo más de 75 países en estos años .… Y desde entonces, no he dejado de recorrer mundo y descubrir nuevos destinos y propuestas.

¿Cuándo decides embarcarte en la aventura de dirigir la oficina de Viajes Azul Marino en Valencia?

Viajes Azul Marino en Valencia se inauguró en mayo de 2007, en la misma ubicación donde continuamos ahora, en la calle Hospital, 1 . Yo creo que la decisión de dar el salto y hacer de mi pasión mi verdadera profesión la tomé en uno de los momentos más críticos que la podía haber tomado, a las puertas de una gran crisis económica, … Pero, teníamos una base muy clara, experiencia en viajes, un buen producto (Club Marco Polo) y abrir junto a la librería Patagonia –librería especializada en viajes que ya contaba con un gran reconocimiento-, con mi socio Ángel y que ha resultado ser una fusión perfecta.

Contamos también con un buen equipo y la ubicación en la que estamos en Valencia, muy céntrica y de mucho paso. Esos pilares contribuyeron de manera decisiva a que pudiéramos superar ese momento crítico de partida y primeros años.

Y, actualmente, desde hace cuatro años aproximadamente, estamos marchando muy bien, a velocidad de crucero.

¿En qué ciudades hay implantación de Viajes Azul Marino?

En las principales ciudades de España, con mucha representación en el País Vasco, Aragón y Cataluña, pero también en Valencia, Alicante, Murcia, Sevilla, Córdoba, en total el Grupo cuenta con más de 50 oficinas. Cuando yo empecé éramos cuatro (Bilbao, Madrid, Barcelona y Valencia), por lo tanto, he asistido como parte integrante al crecimiento espectacular del Grupo en estos últimos años.

Ese crecimiento sigue con la adquisición de varias marcas, de la división de viajes de IberCaja, ¿está Viajes Azul Marino en plena expansión?

Podrían contestar mejor a esta pregunta desde la oficina central en Bilbao, pero, por supuesto, sí, se quiere consolidar la fortaleza actual del Grupo y hacerlo crecer y más potente, y hay margen, hay ritmo de compra y esa es la propuesta que hacen desde la dirección.

Contamos con un equipo espectacular para ello, ya que se van incorporando al Grupo personas con mucha trayectoria en el sector que aportan su experiencia y saber hacer.

¿Cuál es el producto que vende Viajes Azul Marino?

Viajes Azul Marino vende todo tipo de viajes, pero especialmente se caracteriza por vender los productos propios de su grupo: el Grupo AM. De esta forma, Viajes Azul Marino comercializa viajes de larga distancia a través de la mayorista Club Marco Polo, viajes a península y a Europa a través de la mayorista Nervión Travel, cruceros a través de la mayorista Matx Cruceros, viajes exclusivos con todo incluido a través de Club Viajero AM, experiencias y servicios receptivos a través de Norte Sur Incoming, viajes para empresas, así como turismo de congresos y eventos a través de Azul Marino Business Travel.

¿Qué porcentaje de vuestras ventas son online y cuál es el porcentaje de ventas presencial?

En la oficina de Valencia la gran mayoría de las ventas se hacen de manera presencial.  La gente quiere venir, hablar del viaje, verte, que le cuentes, que le enseñes las fotos que tú has hecho, … Muy pocos viajes vendemos por teléfono o por Internet, sin tener al cliente delante.

El conocimiento del producto es fundamental; en un producto tan específico y exclusivo y en Azul Marino Viajes nos preciamos de conocer el destino personalmente. Entre mayo y agosto siempre estamos en la agencia, pero entre agosto y mayo del siguiente año rara es la ocasión en la que coincidamos las cinco personas que conformamos nuestro equipo en la oficina. Viajamos, conocemos destinos nuevos, viajes de prospección, … para luego poder contarlos y venderlos.

Si se conoce el destino es mucho más fácil vender el producto y trasmitir al cliente tu experiencia en el viaje.

También visitamos destinos clásicos pero para poder ofrecer programas y recorridos alternativos a los “Triángulo de Oro” de estos países.

¿Cuáles son los destinos que nos propone Viajes Azul Marino para este año?

Destinos clásicos como India (norte y sur), Sureste asíático: Vietnam, Myanmar-Birmania, Laos, Camboya, Japón, Uzbekistán, Etiopía, Kenia, Tanzania, Perú o Guatemala. Pero también propuestas a destinos emergentes, entre ellos, Colombia, Mongolia, regiones de China (Yunnan), Indonesia, Filipinas, Zimbabwe, Chile, Asia Central (Kazajastán, Kirguistán) y Alaska.

 

Fernando Sánchez-Heredero recibiendo el  premio otorgado a Viajes Azul Marino por el Instituto de la Nueva Ruta de la Seda en Madrid, destacando su labor como organizadores especialistas en estos destinos que vinculan el continente asiático con Europa y África.

 

 

 

Compartir: