ActualidadTransporte Marítimo

Grimaldi inaugura en Barcelona el primer buque cero emisiones del Mediterráneo

El barco Cruise Roma incorpora baterías de litio y mide 29 metros más de eslora tras una inversión de 40 millones.

La línea Grimaldi Lines ha presentado este lunes en el Puerto de Barcelona el Crucero Roma, que ha sido ampliado y desarrollado con una serie de soluciones tecnológicas innovadoras para reducir el impacto en el ambiente y la energía natural. Se trata del primer buque cero emisiones que opera en un puerto del Mediterráneo.

En la inauguración de la reforma del crucero en Roma han participado Mercè Conesa, presidenta del Port de Barcelona; Gaia Danese, cónsul general de Italia en Barcelona; Francesco Maria di Majo, presidente del Port de Civitavecchia; Leandro Melgar, director de Explotación de Puertos del Estado; y Guido Grimaldi, director Comercial Corporativo de Short Sea Shipping del Grupo Grimaldi.

De izquierda a derecha, Leandro Melgar, director de Explotación de Puertos del Estado; Mercè Conesa, presidenta del Port de Barcelona; Gaia Danese, cónsul general de Italia en Barcelona; Guido Grimaldi, Corporate Short Sea Shipping Commercial Director del Grupo Grimaldi; y Francesco Maria di Majo, presidente del Puerto de Civitavecchia.

El Crucero Roma que, junto con el Crucero Barcelona, ​​cubre diariamente la línia Barcelona-Porto Torres-Civitavecchia, ha experimentado un proceso de modernización y desarrollo a lo largo de la historia de Fincantieri en Palermo que le ha permitido una eslora de 29 metros.

Cero emisiones

El barco ‘Cruise Roma’ se ha incorporado de nuevo a la ruta diaria entre Barcelona, Porto Torres y Civitavecchia (Roma). La embarcación que realiza este servicio marítimo con Italia, junto al ‘Cruise Barcelona’, se ha sometido a un “proceso de modernización y alargamiento efectuado en el astillero de Fincantieri en Palermo”, ha recordado Grimaldi. Gracias a ello, se ha convertido en el primero del Mediterráneo con capacidad para reducir a cero sus emisiones en puerto.

Como ha explicado el director comercial corporativo de Short Sea Shipping del grupo Grimaldi, Guido Grimaldi, se han instalado baterías de litio con una capacidad de más de cinco megavatios-hora. Esta capacidad es, según ha explicado Grimaldi, la misma de la que disponen hasta 90 automóviles Tesla. La instalación de estas baterías permiten alimentar al buque durante sus escalas en puerto, evitan la puesta en marcha de los generadores diésel y, por tanto, desaparecen las emisiones contaminantes. Por su parte, la presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Mercè Conesa, ha explicado que esta tecnología evitará la emisión de unas 106 toneladas anuales de Nox, cifra que representa cerca del 4% de las emisiones de todos los buques durante su estancia en puerto.

Entre sus innovaciones medioambientales, el barco también dispone de ‘scrubbers’ para depurar los gases de escape con el objetivo de cumplir con la normativa IMO 2020, que entra en vigor el próximo año y que limita las emisiones de azufre de los buques. De hecho, Guido Grimaldi ha asegurado que el desempeño del ‘Cruise Roma’ en esta cuestión “es cinco veces mejor que lo solicitado por la nueva normativa internacional”. El ‘Cruise Barcelona’, la embarcación gemela del ‘Cruise Roma’, contará con las mismas innovaciones y está prevista su entrega por parte de Fincantieri a finales de esta primavera, según ha explicado Grimaldi.

El director comercial corporativo de Short Sea Shipping del grupo Grimaldi ha reconocido que no solo se trata de ser más sostenibles, sino que también los clientes demandan una reducción de los costes. Por ello, la remodelación de ambos Ro-Pax se ha encaminado también a dotarlos de mayor capacidad. En el ‘Cruise Roma’, se ha introducido una sección de 29 metros de longitud durante los trabajos en Fincantieri, lo que ha permitido alargar el buque hasta los 254 metros de largo. De esta forma, ahora dispondrá de una capacidad de 3.500 pasajeros y 3.700 metros lineales de carga rodada, además de 271 automóviles.

Compartir: