ActualidadC.ValencianaHoteles

Valencia continúa con un buen ritmo de crecimiento de la actividad hotelera durante 2018

Gandia, sin embargo, reduce su ocupación media en casi 3 puntos pero mantiene un buen registro dentro del histórico.

Según los datos recabados por BigDataHosbec, la ocupación hotelera media en Valencia ha sido del 76,4%. “Este es un buen dato, -destacan desde Hosbec Valencia- porque aunque desde nuestro departamento estadístico no disponemos de datos comparativos, ya que este es la primera anualidad que se genera, sí podemos realizar una análisis comparativo con los datos INE 2017 que situaron la ocupación hotelera media de Valencia en un 69,6% por lo que el crecimiento ha sido de casi 7 puntos porcentuales”.

Gandia, por el contrario, ha seguido la contracción que ha caracterizado al sol y playa peninsular. Con una ocupación media del 79,5% se deja casi 3 puntos en este 2018, aunque mantiene un buen dato respecto a ejercicios anteriores.

En Valencia, según los datos del estudio de Hosbec, la fortaleza es sin duda su importante portafolio de mercados internacionales. El turismo español representa sólo una tercera parte del total, mientras que el 67% del resto del mercado se reparte entre turistas extranjeros de los que los británicos son el principal en cuota pero se quedan en un 10% de media.

En Gandia, el mercado nacional “es un monocultivo para la industria hotelera con un 88,4% de cuota de mercado”, destaca Hosbec. Sólo un 11,6% de los turistas que visitaron este importante destino son extranjeros, siendo británicos, franceses y alemanes los más relevantes.

Valencia es un destino que “ha roto prácticamente la estacionalidad”, señalan desde la patronal hotelera valenciana. Todos los meses del año ha superado el 70% de ocupación hotelera media salvo noviembre (68,6%), diciembre (59,7%) y enero (53,8) que son los meses más débiles en recepción de turistas.

En Gandia la estacionalidad se acusa algo más. Julio, agosto y septiembre con registros medios del 88% son los meses de mayor ocupación, mientras que en diciembre, enero y febrero, hay una gran parte de la oferta hotelera cerrada, “de tal manera que ni siquiera podemos ofrecer datos de ocupación”.

Compartir: