sábado 07.12.2019

Las viviendas de uso turístico molestas por no haber sido convocadas ayer al Consell Municipal de Turisme

La Asociación de Viviendas de Alquiler para Estancias Cortas de Valencia (AVAEC) ha expresado su profundo malestar por no haber sido convocados ayer a la reunión del Consell Municipal de Turisme de Valencia, a pesar del compromiso del concejal de Turismo, Emiliano García.
Según datos del INE, en 2018, un total 228.444 viajeros decidieron alojarse en una VUT en València ciudad y generaron 768.251 pernoctaciones.
Según datos del INE, en 2018, un total 228.444 viajeros decidieron alojarse en una VUT en València ciudad y generaron 768.251 pernoctaciones.

Representantes de la Asociación de Viviendas de Alquiler para Estancias Cortas de Valencia (AVAEC) han mostrado hoy su profundo malestar por no haber sido convocados a la reunión del Consell Municipal de Turisme, que celebró ayer su primera sesión, “especialmente, tras el compromiso expreso del concejal de Turismo, Emiliano García, de incluir a esta asociación en las mesas en las que se debatiera sobre turismo, como este Consell Municipal de Turisme y el Observatorio de Turismo y Ocio”. 

Asimismo, han mostrado su extrañeza de que el Ayuntamiento no les haya tenido en cuenta en este foro, que el propio concejal presenta como ”sostenible, colaborativo y participativo” y define como un "foro de participación con el objetivo de que más de 60 representantes vinculados al sector turístico, así como vecinos y vecinas de la ciudad puedan aportar su visión sobre un modelo de desarrollo turístico que debe ser sostenible desde la perspectiva social, medioambiental y económica".

Según destaca AVAEC, Emiliano García se comprometió recientemente a tener en cuenta a esta asociación como interlocutor esencial en los debates sobre turismo, habida cuenta de la trascendencia de las decisiones que se adopten para sus asociados y para una opción de alojamiento que ya se ha convertido en una de las preferidas por muchos turistas y genera alrededor de 2.000 empleos directos y unos ingresos anuales de 550 millones de euros.

Representantes de AVAEC se reunieron con el concejal de Turismo el pasado 11 de septiembre, con el fin de trasladarle las inquietudes de sus asociados con respecto a su actividad, que, "de mantenerse los actuales planteamientos municipales, tendrían unas consecuencias muy graves no solo sobre el sector turístico sino también sobre el conjunto de la economía de la ciudad", señalan desde la asociación. 

La reunión, que respondía a una petición cursada por AVAEC a comienzos del verano, tenía como objetivo alertar al Ayuntamiento del impacto negativo de las regulaciones municipales en relación con las viviendas de uso turístico (VUT), que, en la práctica abocan a su práctica desaparición.

Los asistentes a la reunión mostraron entonces su agradecimiento por haber sido recibidos en el Ayuntamiento y haber obtenido del Concejal de Turismo, Emiliano García, el compromiso de ser tenidos en cuenta como interlocutores en mesas en las que se debatiera sobre turismo, aunque también manifestaron su sorpresa, al detectar el gran desconocimiento sobre su situación, a pesar de haber ido informando directa y reiteradamente sobre la misma a todos los grupos políticos con representación en el Gobierno Local. 

Los representantes de AVAEC explicaron a Emiliano García que la regulación que el Ayuntamiento plantea -consideración como uso terciario y limitaciones en cuanto a ubicación en primera planta o planta baja y acceso independiente- abocaría al cierre de la práctica totalidad de las VUT. 

Este cese de actividad tendría graves repercusiones tanto sobre los propietarios particulares como sobre los gestores de VUT, que, cumpliendo la legislación vigente en el momento de su puesta en marcha, se lanzaron a hacer una importante inversión para adecuar sus inmuebles a estos fines. Cabe recordar que la mayoría de los propietarios que alquilan de este modo sus viviendas decidieron hacerlo en un escenario de crisis, tras la pérdida de su empleo, como fuente de ingresos esencial (que les permite hacer frente a sus gastos ordinarios y, en muchos casos, al pago de una hipoteca) o como un plan de jubilación, sin el que se quedarían si tuvieran que cesar su actividad.

Según datos del INE, en 2018, un total 228.444 viajeros decidieron alojarse en una VUT en València ciudad y generaron 768.251 pernoctaciones.

Con la nueva regulación que plantea el Ayuntamiento, "que supondría el cese de actividad de alrededor del 90% de las VUT, València perdería alrededor de 200.000 viajeros y cerca de 550 millones de ingresos en la ciudad, que quienes se alojan en ellos destinan no solo al alquiler en sí, sino también a otros gastos como comidas en restaurantes, compras, alquiler de bicicletas y actividades diversas.

El cese de actividad de las VUT tendría graves consecuencias sobre la actividad comercial. Tal y como se destaca el VI Barómetro del Alquiler Vacacional en España 2019 realizado por el Instituto Multidisciplinar de la Empresa (Universidad de Salamanca), con datos de 2018, los usuarios de vivienda turística gastan de media 2.092 €, frente a los de hotel, cuyo gasto se sitúa en 1.606 €", alertan desde AVAEC.

Comentarios