viernes 23.08.2019

Los hoteleros valencianos manifiestan su oposición a la tasa turística

Bonificaciones en la AP-7 para residentes y trabajadores “única garantía de transporte cómodo, rápido y seguro para llegar a cualquier zona de Las Marinas”, es otra de las reivindicaciones del sector.

Los representantes de HOSBEC han analizado el panorama turístico de la Comunitat Valenciana en un desayuno de prensa.
Los representantes de HOSBEC han analizado el panorama turístico de la Comunitat Valenciana en un desayuno de prensa.

Los representantes de HOSBEC, HOSBECValencia y ALTUR HOSBEC Castellón han ofrecido esta mañana un desayuno de prensa en el que han realizado una valoración de la temporada turística y han abordado diversos temas de interés que han ido desde las peticiones a los nuevos gobiernos, el debate de la tasa turística, la liberalización de la AP-7 o la situación del mercado laboral y de la negociación colectiva de Hostelería Valencia.

El desayuno, que se ha celebrado en el hotel The Westin Valencia, ha contado con la presencia de Antonio Mayor, presidente de HOSBEC, Nuria Montes, secretaria general; Javier Gallego, presidente de Altur Hosbec Castellón y Javier Vallés, miembro de la junta de la patronal, así como los representantes de los establecimientos asociados de València.

2018, un año de consolidación

Tal y como han señalado durante el encuentro, 2018 fue un año lleno de actividad, que sirvió para la consolidación de HOSBEC y de su división valenciana HOSBECValencia como referente empresarial turístico en la provincia de Valencia y en la Comunidad Valenciana. HOSBECValencia cuenta con un total de 21 hoteles asociados en la provincia de Valencia, de los cuales 13 están en Valencia ciudad, así como un camping con 355 plazas.

Datos y previsiones muy positivos

En clave turística, la ciudad de Valencia arroja unos datos más que positivos en los primeros 6 meses de 2019, superando en 2 puntos la cifra de 2018, con un 76.5% de ocupación. En cuanto a las previsiones para verano los datos ya superan los del pasado ejercicio, con una previsión del 88.4% para julio (un 2% más que en 2018) y un 88.3% para agosto, 4 puntos por encima del 2018. Estos datos evidencian que València, además de ser una gran ciudad turística con ocupaciones de abril a junio y de septiembre a noviembre, asienta también su propuesta de producto vacacional en los meses de julio y agosto.

El primer mercado emisor alojado en los hoteles de HosbecValencia continúa siendo el nacional, mientras que, en el internacional, a pesar del clima de incertidumbre vinculado al Brexit, el mercado británico lidera el ranking seguido por el holandés y alemán.

Gratuidad de la AP-7

Sobre la liberación de la AP-7, “la única garantía de transporte cómodo, rápido y seguro para llegar a cualquier zona de Las Marinas”, los representantes de la patronal hotelera han negado que quieran mantener el futuro peaje tal y como está actualmente, pero tampoco consideran deseable "que esta AP-7 se convierta en una prolongación de la A7 o A31 con todos sus problemas de tráfico, vehículos pesados, saturación, inseguridad, falta de mantenimiento y accidentes”. Asimismo, han reclamado que se establezca una bonificación “casi total para los residentes y trabajadores que usan la AP-7 de forma habitual” y han señalado la necesidad de ampliar el bypass de Alicante que está “absolutamente colapsado”. Esta situación, sin embargo, cambia desde València hacia el norte. “En ese tramo de la AP-7 la liberalización sin más no sólo es posible sino también aconsejable”, han comentado durante el encuentro.

No a la tasa turística

Los representantes de HOSBECValencia han sido claros en su rechazo a la tasa turística en la Comunidad Valenciana, y han explicado los argumentos de su oposición a “un impuesto que viene a sumarse a la asfixiante presión fiscal que soportamos empresas y ciudadanos y que grava exclusivamente el alojamiento hotelero y el alojamiento reglado, favoreciendo a la economía sumergida frente a las empresas legales que crean empleo y generan riqueza y prosperidad”.

Según han señalado, este impuesto restará poder adquisitivo a los turistas, que gastarán menos en oferta complementaria, y limitará la competitividad de las empresas de alojamiento. De hecho, los turoperadores europeos ya han advertido del efecto perjudicial de esta tasa en la comercialización internacional, sobre todo para los destinos emergentes de la Comunitat Valenciana.

Uno de los principales argumentos que esgrime la patronal es que la realidad turística de la Comunitat Valenciana nada tiene que ver con Cataluña ni con las Islas Baleares, ni con las realidades de otras ciudades europeas, “donde existe un impuesto municipal ligado a la conservación del patrimonio histórico o artístico o vinculado a organismos promocionales”, mientras que en la Comunitat Valenciana “ni la tramitación, recaudación, gestión y finalidad de este impuesto tienen un objetivo claro y transparente”, han asegurado.

La importancia del turismo interno en la Comunidad Valenciana, que supone un 30% del total, es otra de las razones para no aplicar la tasa, ya que ésta revertiría sobre los propios ciudadanos valencianos en sus vacaciones, a lo que habría que añadir el hecho de que la Comunitat Valenciana es la que peor ratio de gasto por turista tiene, y el sector hotelero y el alojamiento reglado sigue a la cola en precio y rentabilidad respecto a las comunidades autónomas turísticamente relevantes. Así, según han explicado, con este impuesto se manda un mensaje a los mercados de saturación y turismofobia mientras que la realidad muestra precisamente lo contrario.

Al mismo tiempo, hay que destacar la complicada situación de turismo británico, marcado por el Brexit, y el fortalecimiento de destinos como Turquía, Egipto y Túnez en el mercado vacacional, que están apostando por bonificar la llegada de turistas.

El turismo de la Comunidad Valenciana genera ya el 13,3% del total de los impuestos que se recaudan en este territorio, con más de 3.000 millones, y “una recaudación máxima de 30 millones de euros no justifica poner en peligro un sector tan estratégico como es el turismo en esta Comunidad con el 13% del PIB y el 14% del empleo”, han señalado.

Además, según han comentado, el principal problema con el que se enfrenta el sector es la creciente economía sumergida que se ha generado en torno al alojamiento ilegal en viviendas y las plataformas digitales de distribución global. En este sentido los hoteleros apuestan por someter esas actividades económicas a IVA y a retención de IRPF, lo que generaría muchos más ingresos que los que se pretenden conseguir con este impuesto.

Peticiones a los gobiernos y convenio de hostelería

Los representantes de la patronal hotelera han explicado durante el desayuno sus principales peticiones a los gobiernos locales, regionales, y nacionales, y han comentado la situación actual del convenio de hostelería, a cuyas negociaciones se incorporó HOSBECValencia a finales de 2018.

Pese a que el escenario de la negociación es muy complejo, los representantes de la sección valenciana de HOSBEC creen que será posible alcanzar un acuerdo para citar con el convenio colectivo a corto o medio plazo. “Para desarrollar bien nuestro trabajo necesitamos un marco laboral adecuado, estable y una paz social que sólo la firma del convenio colectivo nos garantiza” han asegurado.

Comentarios