viernes 19.07.2019

Las tasas turísticas de las principales ciudades europeas registran una subida generalizada este verano

Las tasas turísticas de las principales ciudades europeas registran una subida generalizada este verano

Alojarse una semana en un hotel de 5 estrellas en Baleares cuesta 28 euros en concepto de tasa turística. Hacerlo en uno de 3 estrellas, 14 euros.

En Roma se puede llegar a pagar hasta 7 euros por noche en hoteles de cinco estrellas, mientras que en ciudades como Berlín se grava con un 5% del total del coste del alojamiento. París subió 12% su tasa turística en todos los tipos de alojamiento y ciudades como Niza registraron alzas de hasta un 400%. Lisboa subió un 100% el precio de su impuesto turístico.


• Barcelona y Baleares mantienen sus precios este 2019.
• Londres planea cobrar 2 libras por noche y persona.

Este 2019 quedará en la historia como el año en que muchas ciudades europeas han comenzado a aplicar tasas turísticas a los viajeros que se alojen en sus establecimientos hoteleros u apartamentos turísticos. También quedará marcado como el año en que más han subido las tasas de las ciudades que ya recaudaban este impuesto.

París subió un 12% su tasa turística en todos los tipos de alojamiento, mientras que en Lyon el incremento llegó al 50% este 2019. Niza superó todas las previsiones imponiendo un aumento de casi un 400% en sus hoteles de 5 estrellas.

Lisboa subió un 100% el precio de su tasa turística pasando de 1 euro por noche y persona a 2 euros hasta un máximo de 7 noches consecutivas, mientras que la región del Algarve ha comenzado a cobrar este verano una tasa de 1,5 euros por persona y noche.

Ámsterdam ha pasado de cobrar el 5% del total del coste de la habitación al 7% y otras ciudades como Eindhoven o Rotterdam también registran subidas importantes este verano.

Además de los anteriormente mencionados, otros países que han registrado alzas significativas este verano son Croacia, Eslovenia e Italia. Si bien Catalunya y Baleares no registran subidas este 2019, en 2018 sufrieron incrementos de hasta un 100% en algunos casos.

Tasas turísticas, una tendencia al alza
Edimburgo, Algarve, Kiev, Tokio, Venecia son claros ejemplos de ciudades que han comenzado a implementar el impuesto turístico o ‘city tax’ este 2019. Pero otros destinos como Londres, Oxford, Tenerife o Canarias están debatiendo si comenzar a cobrar este impuesto en 2020.

Estas subidas no solo afectan a destinos europeos, por ejemplo, desde el pasado 7 de enero, quienes visiten Japón deben abonar una tasa extra de 1.000 yenes (algo más de 7,50 euros) para salir del país. El importe se carga directamente en el billete de avión del turista.

Nueva Zelanda ha comenzado a cobrar este año 35 dólares neozelandeses como concepto de tasa turística a cada viajero. La mayoría de los destinos del caribe ya cobran también algún impuesto turístico, entre ellos están Antigua y Barbuda, Aruba, Bahamas, Barbados, Bermuda, Bonaire, Virgin Islands, las islas Caimán, Dominica, República Dominicana, Grenada, Haití, Jamaica, Montserrat, St. Kitts y Nevis, Santa Lucia, St. Maarten, St. Vincent y las Grenadines, Trinidad y Tobago o las islas vírgenes norteamericanas.

En destinos asiáticos como Bali se debe pagar 10 dólares de tasa turística y en otros como Malasia este impuesto asciende a unos 2 euros por noche y persona. En Estados Unidos más de lo mismo. En algunas ciudades como Houston el impuesto turístico allí llamado ‘occupancy tax’ es del 17% del importe total de la factura del alojamiento. Lo mismo ocurre con la mayoría de las ciudades colombianas en donde se ha de pagar entre los 3.000 y 15.000 pesos colombianos (entre 0,82 y 4 euros).

¿Cómo funciona la tasa turística?
La tasa turística es un impuesto local que los viajeros deben pagar en efectivo al momento de hacer el check-out en los alojamientos. Este impuesto es por persona y por noche de hotel, por lo que familias numerosas pueden encontrarse con una gran sorpresa estas vacaciones de verano si no cuentan con este ítem en su presupuesto.

El gobierno de Baleares recauda alrededor de 120 millones de euros por año con este impuesto y estas vacaciones de verano será toda una prueba para los viajeros que deban enfrentar este coste extra a la llegada al hotel.

Generalmente, los criterios para este impuesto turístico tienen relación con el tipo de alojamiento y su categoría. Los hoteles de cinco estrellas tienen una tasa, los de cuatro otra, y así hasta llegar a pensiones, hostales y campings. En la mayoría de las ciudades corresponde a una tasa fija por noche y persona, mientras que en otras como Berlín, Viena o Ámsterdam se aplica un porcentaje que varía entre el 3 y 5% del total de la factura de dicho alojamiento. Cabe destacar que muchas ciudades no cobran a los menores de 18 años o cuentan con una tasa reducida para ellos. También hay algunas que no cobran este impuesto a personas con algún tipo de discapacidad y a sus acompañantes.

Otro punto a destacar es que este impuesto turístico debe pagarse presencialmente en el alojamiento y en efectivo. En prácticamente todos los países es casi imposible poder pagarlo online junto a la reserva. Aunque esto está cambiando en destinos como Francia, en donde comienza a incluirse en la factura.

“La subida generalizada de las tasas turísticas busca reinvertir esos fondos en infraestructuras públicas que permitan brindar una mejor experiencia a los visitantes. Al mismo tiempo, intenta palear los posibles efectos negativos producidos por el turismo en las ciudades”, afirma Guillaume Rostand, Chief Marketing Officer de liligo.com.

Las islas Baleares y Catalunya, las únicas comunidades con tasa turística en España

Mallorca, Ibiza, Formentera y Menorca tienen tarifas que van desde los 4 euros por persona y noche en hoteles de cinco estrellas, 3 euros para los de cuatro, 2 euros para los de dos y tres estrellas y 1 euro para hostales, pensiones, posadas u otras infraestructuras turísticas como campings, albergues o refugios. En cuanto a los apartamentos de alquiler turístico, esta comunidad autónoma cobra 4 euros por las viviendas de cuatro llaves superior, 3 euros por los de tres llaves superior y 2 euros por los de dos y tres llaves.

Cataluña cuenta con una tasa distinta para Barcelona y para el resto de la comunidad autónoma. Barcelona cobra 2,25 euros para hoteles de cinco estrellas, 1,10 euros para los de cuatro y 2 euros para los de tres o menos estrellas. Los apartamentos turísticos pagan una única tasa por persona y noche de 2,25 euros.

El resto de Cataluña cuenta con tarifas parecidas, 2,25 euros para los establecimientos de cinco estrellas, 0,90 céntimos para los de cuatro estrellas y cuatro estrellas superior y 0,45 para el resto de alojamientos y equipamientos turísticos. Fuera de Barcelona, los apartamentos turísticos tienen una tasa de 0,90 céntimos por persona y noche.

Alemania, Italia, Bélgica y Holanda los más caros

Cada estado federado alemán tiene su propia tasa turística. Por ejemplo, en Berlín y Colonia se grava de acuerdo a un porcentaje (5%) del total de la factura del alojamiento. En Hamburgo tienen diferentes tasas que van desde los 0,50 céntimos a los 4 euros de acuerdo al tipo de alojamiento. En Múnich, en tanto, no tienen tasa turística.

En Holanda utilizan el mismo criterio que en Berlín. En Ámsterdam han subido la tasa del 5 al 7% del total de la factura del alojamiento. En Eindhoven esta tasa es de 3,5% y en Rotterdam de 6,5%.

Italia tiene tasas turísticas parecidas que van desde los 4 a los 7 euros como es el caso de Roma, o de 3 a los 5 euros como Nápoles o Florencia. La excepción es Milán, que tiene una tasa que fluctúa entre los 3 y los 5 euros pero con una reducción del 50% en el importe durante el verano. Roma, Nápoles y Milán han subido su tarifa mínima de 2 a 3 euros.

Comentarios