jueves 20.02.2020

Freno a la oferta de apartamentos turísticos en València

El número de viviendas comercializadas apenas crece un 1%, aunque los ingresos se disparan un 30% hasta rozar los 100 millones de euros en este último año, según el informe anual elaborado por BigDataHosbec de actividad de las principales plataformas de comercialización de apartamentos turísticos en los destinos y zonas turísticas de la Comunidad Valenciana.

Freno a la oferta de apartamentos turísticos en València

Atrás ha quedado ese 'halo romántico' de Airbnb como plataforma mediadora y favorecedora de la economía colaborativa en materia de alojamiento. Ese 'mantra' que durante muchos años se intentó trasladar a la sociedad que eran los usuarios prestaban su domicilio habitual o estacional a precios competitivos logrando una colaboración y participación entre individuos y una integración del turismo entre la población ha sido completamente desvirtuado. La estadística demuestra como, a día de hoy, esta actividad se lleva a cabo por pocos gestores de propiedades de la plataforma, y que ahora detrás de éstas se esconden grandes grupos empresariales de capital privado que comercializan con las viviendas como alojamientos de carácter turístico, sin tener un propietario fijo que habitualmente habite o se aloje en la vivienda.

Durante el año 2019 en la ciudad de Valencia se ha producido un control y contención de la comercialización indiscriminada de viviendas en canales turísticos y la oferta disponible apenas ha crecido un 1% en los últimos doce meses hasta alcanzar 7.193 propiedades. De ellas, 5.160 se refieren a viviendas completas mientras que 2.033 son referencias a habitaciones privadas y habitaciones compartidas. El operador Airbnb cultiva un casi monopolio en la comercialización ya que aglutina en su plataforma el 85% de la oferta de alojamiento en viviendas disponible.

La tarifa media diaria es mucho más estable en la ciudad de Valencia que en otros puntos turísticos analizados y oscila entre los 66€ por día de mínimo en el mes de febrero y los 94€ del mes de agosto en el que se alcanza el máximo. No obstante, en muchos meses se comercializan las viviendas turísticas por encima de los 80€ día.

En materia de ingresos el año 2019 se resume con una facturación roza ya la barrera de los 100 millones de euros (96 millones de euros frente a los 73 millones del año 2018) lo que supone un crecimiento del 31% en facturación total a pesar de haberse congelado la oferta comercializada.

La vivienda tipo que se comercializa más frecuentemente es una de dos dormitorios que aloja una media de 5 huéspedes en cada operación. Otra característica muy interesante y que asemeja este tipo de oferta con la propiamente hotelera son las políticas flexibles de cancelación que prácticamente se aplican a casi el 80% de la comercialización. Además, el 85% de la oferta comercializada permite estancias de 3 días o menos lo que refleja claramente que "estamos ante el fenómeno de la hotelización de las viviendas y no de una actividad residencial", destaca el informe de Hosbec Valencia.

Comentarios