lunes 26.08.2019

Finnair opera con biocombustible dos de sus vuelos desde San Francisco a Helsinki

Los vuelos han tenido lugar esta semana y el biocombustible ha sido adquirido gracias a la iniciativa sostenible “Push for Change” que la aerolínea lanzó el pasado mes de enero. 
Airbus A330 de Finnair.
Airbus A330 de Finnair.

Dos vuelos de Finnair con salida desde el aeropuerto de San Francisco y destino Helsinki, en Finlandia, han sido operados con biocombustible esta semana. Los vuelos han tenido lugar los días 5 y 7 de agosto, ambos con una mezcla de biocombustible del 12% reduciendo sus emisiones totales de CO2 en aproximadamente 32 toneladas. 

El biocombustible utilizado ha sido adquirido gracias a la iniciativa sostenible “Push for Change” que Finnair lanzó el pasado mes de enero a bordo de todos sus aviones. “Push for Change” ofrece a todos los pasajeros la posibilidad de compensar de forma voluntaria las emisiones producidas durante sus vuelos adquiriendo biocombustible o apoyando proyectos medioambientales. Los cargos de compensación voluntaria son de 1 euro para un vuelo de ida y vuelta dentro de Finlandia, 2 euros si el trayecto de ida y vuelta es en Europa, y 6 euros si se trata de un vuelo intercontinental. La compañía aérea compensa del mismo modo las emisiones producidas por su propio personal. 

“El lanzamiento de esta iniciativa fue un paso importante para Finnair, ya que proporcionamos a nuestros pasajeros la oportunidad de compensar o disminuir convenientemente las emisiones de sus viajes. Estamos entusiasmados por avanzar en este sentido y operar nuestros primeros vuelos con biocombustible adquirido gracias a esta iniciativa, que esperamos que siga teniendo éxito en el futuro”, comenta Arja Suominen, vicepresidenta de Comunicaciones y responsabilidad corporativa de Finnair. La compañía aérea ya había operado con biocombustible con anterioridad, la última vez con un vuelo entre Helsinki y Nueva York en 2014. 

Los socios de Finnair en cuanto a biocombustible en estos vuelos han sido SkyNRG y World Energy, mientras que Shell Aviation ha proporcionado el apoyo en materia de logística y cadena de suministro. El biocombustible utilizado procede de aceite de cocina usado en California, por lo que no interfiere con la producción de alimentos o la industria agrícola.  

Comentarios